México

2012, año del fin del mundo y del turismo hacia México


Con la llegada del año 2012 también llega el momento más hablado y esperado de los últimos tiempos, y es el momento en el que termina un ciclo en el calendario Maya, que muchos han querido interpretar como el fin del mundo. Una tableta hecha de piedra que tiene aproximadamente 1.300 años asegura que en día 21 de diciembre de 2012 finalizará una era y todo el mundo está hablando de eso.

A pesar de que muchos arqueólogos y expertos en la cultura Maya aseguran que este calendario marca sólo el final de una era y no el fin del mundo, muchos turistas se preparan para ir a visitar los sitios mayas de México para darle un poco más de emoción a la fecha y para conocer un poco más de esta cultura, a la que se le ha prestado más atención recientemente.

Se espera un gran incremento de turistas extranjeros que llegan a México en este 2012, en especial a los estados en donde se encuentran las ruinas mayas más importantes como Quintana Roo, Yucatán y Chiapas, entre algunos otros. De hecho se espera que en el transcurso del año vayan unos 52 millones de turistas extranjeros al país, mucho más que los 22 millones que llegaron hasta allí este año.

Entre los sitios que se espera que reciban una mayor afluencia de visitantes están Chichén Itzá, Cobá, Izapa, en donde algunos sacerdotes mayas realizarán ceremonias con cánticos y quema de incienso durante el año; y los sitios de Yucatán, en donde además se completará un museo dedicado a la cultura Maya. La mayoría de estos sitios ofrecerá un programa especial para los que quieran saber un poco más de la cultura y esta importante fecha que algunos esperan con emoción y otros con un poco de temor.

Fotografías de Ken Thomas, Cvmontuy, André Möller, Manuel de Corselas, Frank Kovalchek.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario