Japón

Monumento Yonaguni, misterio en las aguas de Japon

Monumento de Yonaguni

Monumento de Yonaguni. Foto tomada por jpatokal

El Monumento Yonaguni es una gran formación rocosa que se encuentra en las costas de la isla de Yonaguni, que es el punto más al sur de las islas Ryukyu en Japón. Muchos arqueólogos y geólogos creen que esta es una formación natural, pero muchas otras personas creen que este lugar tiene características de algo que fue hecho por el hombre. Este lugar es un megalito que se dice estuvo fuera del mar durante las eras glaciales.

En Japón se dice que esto es un monumento y allí además corren muchos rumores que indican que estas estructuras de Yonaguni hace parte de una construcción de la civilización Mu, que habría acabado en el fondo del mar como se dice que quedó la Atlántida. En la actualidad muchos turistas van allí a ver las estructuras e intentar descubrir sus secretos.

Monumento de Yonaguni

Monumento de Yonaguni. Foto tomada por jpatokal

El mar de Yonaguni es un lugar muy popular en el invierno para hacer buceo debido al gran grupo de tiburones martillo que allí se reúnen. En el año 1987, mientras buscaba un buen lugar para observar estos tiburones, Kihachiro Aratake, director de la Asociación de Turismo Yonaguni-Cho, descubrió formaciones en el fondo del mar que parecías estructuras arquitectónicas. Y así este lugar fue descubierto al mundo.

Este Monumento consiste en piedras areniscas y lutolitas que tienen entre una anchura media y fina que fueron depositadas en el mar cerca de hace veinte millones de años. La mayoría de las formaciones más significativas están conectadas por una masa de roca que se encuentra debajo. La característica principal que allí se puede ver es una formación rectangular que mide 150 metros por cuarenta metros y es cerca de 27 metros de alta.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario