Japón

Metro de Tokio, más accesible a los visitantes


El Metro de Tokio está entre uno de los más difíciles de entender para los turistas en el mundo y es uno de los dos sistemas rápidos que conforman el sistema subterráneo de la capital japonesa, siendo el otro Toei. Este es el segundo sistema subterráneo más utilizado en todo el mundo, en cuanto a número de pasajeros anuales, después del sistema de metro de Moscú.

Toei y el Metro de Tokio son dos redes de transporte totalmente diferentes, por lo que sólo aquellos usuarios que tienen pases viales prepagados pueden pasar de una a otra de las redes si pagar más, pero los que compran los tiquetes regulares deben comprar un segundo tiquete, o uno especial para transferencias, para ir de una línea de metro a Toei y viceversa.

Con el paso del tiempo este metro se ha convertido en algo más accesible para los visitantes del extranjero, porque en tiempos anteriores era extremadamente difícil comprenderlo. Es por esto que en la mayoría de paradas se hacen los anuncios tanto en inglés como en japonés y estos anuncios también brindan a los pasajeros la información pertinente a las conexiones.

También las máquinas donde se compran los tiquetes pueden cambiar entre el inglés y el japonés, las estaciones del metro tienen sus señales en estos mismos dos idiomas, al tiempo que tienen una buena cantidad de señales en Chino simplificado y en coreano; además de que la mayoría tienen diseños para ayudar a las personas ciegas con partes que están escritas en Braille.

El metro de Tokio es muy puntual y tiene un servicio regular de trenes que llegan a cada estación a menos de cinco minutos entre ellos la mayor parte del día y de la noche, pero una de sus desventajas es que no funciona las 24 horas del día por lo que el servicio se detiene entre la medianoche y la una de la mañana y vuelve a funcionar a las cinco de la mañana.

Fotografías de Araisyohei.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario