Egipto

Recorrer el Nilo en un crucero


El río Nilo desde hace siglos ha sido uno de los puntos más interesantes del Continente Africano, casi desde las épocas de los faraones en ese país. Es tal vez por esto que tantas personas en la actualidad quieren recorrer al menos la parte más importante de él, lo que se puede hacer fácilmente mediante un crucero, desde la ciudad de Aswan en Egipto, por lo que es necesario llegar primero hasta allí.

Lo más fácil es llegar al aeropuerto internacional de Aswan, que también es conocido como el de Daraw, que es servido por vuelos desde diferentes destinos europeos como París, Londres y Madrid. Estos cruceros son para aquellos turistas que quieren descubrir un poco más de la cultura antigua de Egipto, mucho más allá de la visita normal hasta las antiguas pirámides, que sigue siendo el destino número uno.

Y es que nadie se imaginaría recorrer en barco el río más largo del mundo y esto se puede hacer en un gran número de botes que salen de Kom Ombo diariamente. A través estos cruceros se puede ir hasta Luxor, en donde es obligada una visita al templo antiguo de Tebes. Desde allí también se puede ir a una buena excursión por el Valle de los Reyes en donde más de sesenta faraones fueron enterrados, incluyendo el misterioso Tutankhamun.

La duración de estos cruceros por el río Nilo puede variar de la clase que se escoja, ya que usualmente están entre los tres, cuatro o siete noches. Si se quiere en uno de los cortos, lo mejor es ir entre Luxor y Aswan; en las versiones más largas, se puede ir hasta más hacia el norte hasta lugares como Dendera. Los botes más reconocidos son llamados Felucca, que son los más tradicionales y están hechos de madera, llevando un máximo de ocho personas.

Fotografías de David Berkowitz, S J Pinkney.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario