Islas Salomón

Todo lo que las Islas Salomón tiene para ofrecer


Las Islas Salomón se encuentran en Oceanía, el oriente de Papúa Nueva Guinea, y de ellas hacen parte alrededor de mil islas. Este lugar fue descubierto por el explorador español Álvaro de Mendana y quedó tan maravillado de todos los tesoros naturales que fue viendo poco a poco por su travesía que las llamó Salomón, en honor al rico rey bíblico con el mismo nombre, y años después este lugar sigue encantando a sus visitantes.

En estas islas ofrecen a sus visitantes todo lo que esperan de un destino en esta parte del mundo como son su flora y fauna únicas y bastante exuberantes, su belleza y ambiente tropical y sus culturas exóticas que aún se pueden encontrar en diversos lugares donde las personas aún mantienen sus estilos de vida y sus tradiciones tal y como las practicaban siglos atrás, lo que es muy interesante de ver como turista.

Entre las maravillas que los turistas pueden ver en las Islas Salomón, está el segundo atolón más grande del mundo, que es llamado Ontong Java, así como la laguna de agua salada más grande del planeta que es Morovo. Y siguiendo con los tesoros marinos y el agua de los alrededores de estas islas, el mar es uno de los lugares que más atrae visitantes porque allí los que practican buceo y snorkel pueden pasar momentos increíbles.

Uno de los mejores planes allí es recorrer la naturaleza por los caminos que ya se encuentran, entre algunas villas en donde se puede ver el estilo de vida local al tiempo que se va descubriendo poco a poco la naturaleza única y que no ha sido tocada por el hombre, que se conserva en este lugar. Después se puede ir a una playa vacía a disfrutar del ambiente tropical, del sol y del mar.

Fotografías de macfanmd,Clearly Ambiguous, mjwinoz, luigig.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario