Haití

Visitar Labadee en un crucero caribeño

Labadee

Playas y crucero en Labadee. Foto tomada por Spyder00Boi

Labadee es un puerto que se encuentra en la parte norte de Haití. Este es un resort privado de la compañía de cruceros Royal Caribbean International que es utilizado para que sus barcos hagan una parada allí y una de sus mayores ventajas es que ofrece una muy buena seguridad con fuerzas de seguridad con buena permanencia allí para que los turistas puedan disfrutar de las maravillas de el Caribe de este país sin preocuparse.

A este lugar se puede llegar casi que solamente si se está en un crucero de esta compañía, el cual atraca en mar abierto y es un ferry el que lleva a los visitantes hasta las costas, aunque si se está en otra ciudad de Haití se puede llegar por tierra hasta la entrada y pedir que se permita el ingreso o mediante un taxi acuático desde otra ciudad costera.

Labadee

Puestos de artesanías y recuerdos en Labadee. Foto tomada por Rob Inh00d

Uno de los mejores planes que se pueden disfrutar allí es sentarse en las playas a tomar el sol. Las que se encuentran cerca al muelle son usualmente las más llenas por familias, pero se puede pedir un transporte para ir a algunas más alejadas. Entre las actividades que se pueden hacer en el mar está el esnorquel, que se practica en partes protegidas, porque ir mucho hacia dentro del mar puede ser peligroso por las corrientes atlánticas y las afiladas rocas de coral.

En este resort los visitantes pueden encontrar un grupo de puestos en los que se pueden comprar recuerdos como artesanías de Haití, piezas de arte y ron. Los precios allí son muy parecidos a los que se pueden encontrar en cualquier puerto de cruceros en el Caribe. También se recomienda visitar varios de los bares y pubs que hay en la península que tienen un gran ambiente caribeño.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario