Guinea Ecuatorial

Conocer la naturaleza de Guinea Ecuatorial


Guinea Ecuatorial es un pequeño país que está en África Occidental, estando dividido principalmente en la parte que está en el continente y las islas. Este país, que solía ser una colonia española, no es un destino por excelencia para hacer un poco más del turismo de playas y resorts relajantes, sino para aquellos que buscan un poco más de aventura y de contacto con la naturaleza.

Este país ofrece una gran oferta cuando se quiere ir a hacer turismo de verdadera aventura. Un lugar que es recomendado para los que están interesados en el senderismo por parajes naturales es la Isla Bioko, que está detrás de la capital del país Malabo, en donde se pueden tener unas vistas volcánicas espectaculares, en lugares donde viven naturalmente varios animales que están en peligro de extinción, como algunas especies de tortugas y de primates.

La Isla Bioko goza de una temporada en la que el clima es seco, que va desde diciembre hasta febrero, siendo lluviosa el resto del año. Es por esto que muchos visitantes prefieren ir a tomar allí sus vacaciones de final de año para recorrer todo el lugar en un clima un poco más favorecedor, aunque los más arriesgados también van en la lluviosa para ver todo el verde y la exuberancia de la naturaleza local.

Entre las ciudades de Guinea Ecuatorial que más visitan los turistas están Bata, que tiene un gran estilo colonial y es muy agradable para pasar algunos días. También se recomienda ir al Parque Nacional Monte Alen, que es un bosque lluvioso donde se pueden ver varias especies de plantas y de animales, y por último a la Isla de Corisco en donde hay varias playas de arenas blancas donde se puede compartir con las culturas tradicionales.

Fotografías de Podknox, cliff1066™, TVerBeek, visulogik, Shoshana Sommer.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario