Finlandia

Suomenlinna, mucho más que una fortaleza

Suomenlinna

Vista de la fortaleza de Suomenlinna. Foto tomada por Michal Pise

Suomenlinna o Sveaborg es la Fortaleza más grande e importante en el Báltico, la cual se rindió ante Rusia en el año 1808, durante la Guerra de Finlandia, haciendo así posible que los rusos ocuparan todo este país en 1809. Este lugar ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es uno de los lugares más turísticos de Helsinki, capital de Finlandia.

Esta fortaleza, que está construida sobre cinco islas, aún vive en los tiempos en la que fue construida con sus edificaciones y automóviles antiguos, un poco menos de mil habitantes y varias fortificaciones, catacumbas y cañones de hierro. Además en la actualidad este complejo también tiene restaurantes, cafeterías, teatros y museos, y es muy popular para ir a hacer picnics durante los días de verano.

Suomenlinna

Bote pasando por el lado de Suomenlinna. Foto tomada por Samuli Lintula

Los fines de semana y días de verano muchos locales y turistas van a esta fortaleza, que se convirtió en patrimonio al ser considerado un monumento único a la arquitectura militar Europea, a ver una gran cantidad de ferris de pasajeros que van hacia Estonia y San Petersburgo. Este lugar es accesible sólo desde la Plaza del Mercado, de donde sale un ferry HKL que por tres euros con ochenta brinda un viaje turístico con retorno en doce horas.

Suomenlinna siempre ha sido mucho más que una parte de Helsinki, porque es una población dentro de la ciudad. En la actualidad allí viven cerca de novecientas personas, y 350 personas trabajan allí durante todo el año. Eso es algo que hace que este lugar sea único, que las islas y su fortaleza no son simplemente un monumento y un punto turístico, sino que es toda una comunidad.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario