Cocktails de ciudad

19 de abril de 2014

Mar Santiago

 

 

En el siglo XIX las “modernas” comunicaciones, propias de una era industrial, facilitaron el intercambio de licores entre los países. Sin embargo, la economía propia de la época no siempre permitía al bebedor pagar el precio de un trago puro.

Los taberneros se dieron cuenta de ello y, en vez de eliminar los restos de botellas, decidieron mezclar las escurriduras de los frascos de bebida. Dicen que fue así como nació el combinado.

En cuanto al origen del nombre (cocktail), no existe unanimidad de criterios y para unos proviene del francés, de las larguísimas plumas de gallo con que se adornaban las bebidas; para otros la procedencia se deriva del nombre de una antigua princesa azteca; y, finalmente, parece que la versión más aceptada es la que según la cual, en la Inglaterra victoriana, un barman usó la raíz de una planta exótica llamada “cola de gallo” (cock-tail).

El caso es que sea cual sea su origen etimológico, el cóctel es la bebida más solicitada en las barras de todo el mundo y bajo este nombre se encierra todo un abanico de sabores y mezclas, para el deleite del paladar.

El color del Agua de Valencia

Y cada ciudad presume de tener su propio combinado. Ciertamente raro es el lugar del planeta sin una combinación de jugos, alcohol, bebidas carbónicas… Podríamos dar la vuelta al mundo en 80 cócteles, pero como eso sería muy largo (si bien no descartamos el inaugurar una sección para ello), nos quedaremos con los combinados más famosos con nombre de ciudad.

Manhattan. Sin duda el más famoso de todos, con su origen en la famosa isla neoyorkina: 2/3 de whisky; 1/3 de vermouth; un par de gotas de angostura; y una aceituna o una cereza, a gusto del consumidor.

Cubalibre. Muy popular entre los americanos, cuando éstos mantenían buena relación con la isla. Su nombre se identificaba con la consigna de los cubanos a favor de su independencia como colonia española: 42ml de ron cubano añejo y completar con refresco de cola.

Agua de Valencia. Creado en la década de los 50, fue bebido por un selecto grupo de amigos que desvelaron su secreto a principios de los años setenta del siglo XX. Desde entonces, esta bebida ha servido de base para otras (Agua de Sevilla, Agua de Málaga, Agua de Murcia…): Cava, zumo de naranjas de la huerta valenciana, vodka y ginebra. Se sirve en jarras para varios bebedores.

San Francisco. Uno de esos cócteles que nacieron para el placer de quienes querían disfrutar de la explosión de sabores, de manera refrescante y sin alcohol: Naranja, piña, limón, melocotón y… granadina, que se utiliza además, para mojar el borde del vaso y, tras ponerlo boca abajo, dejarlo impregnado de azúcar… rojiza.

Sea cual sea su composición o nuestro gusto, siempre habrá un cóctel típico en el lugar que visitemos y nada mejor que probarlo in situ. ¡Salud!

Fotografías de Martin Belam, Joshua Hammond, Alpha du Centaurey JayKeaton y Manolo Gil Labrandelo en Public Domains.
Licencia Creative Commons
.

0 Comentarios

Las iglesias, museos y fortalezas de Aiud

17 de abril de 2014

Maritza Cárdenas

Aiud 1
La región de Transilvania, en el centro de Rumania, a muchos les suena por las historias del castillo del Conde Drácula, pero tiene varias poblaciones históricas que vale la pena visitar, y sin correr el riesgo de sufrir ataques de vampiros. Una de estas ciudades es Aiud, que está en el condado de Alba y que tiene un centro histórico en el que puedes viajar al pasado.

El aeropuerto más cercano a esta población es el de Cluj-Napoca, desde donde puedes tomar un autobús para llegar a ella. Además ella está ubicada en la autovía principal nacional entre las ciudades de Bucarest y Oradea, por lo que es fácil llegar en autobús desde la capital, así como tomar el tren desde los sitios más importantes del país, porque está en la línea férrea principal.
Aiud 3
La ciudad de Aiud tiene un clima de típico de montaña con temperaturas promedio durante el invierno de -2.6 grados centígrados y de 19.2 durante los meses de verano, lo que la hace apropiada para caminar durante las vacaciones. Las edificaciones históricas de la ciudad son sin duda uno de sus mayores atractivos, entre las que se destacan fortalezas, museos e iglesias, entre otras.

Una visita a estos lugares la puedes empezar por la Ciudadela de Aiud, o Cetatea Aiudului en rumano, que está en todo el centro de la ciudad, habiendo sido construida durante la Edad Media. También te aconsejo ir a monumentos como el de los estudiantes, que es el más antiguo de la ciudad, está en el Parque de la Ciudad y fue hecho en memoria de los estudiantes que lucharon contra la invasión de los Habsburgos; así como al Calvarui Aiudului, que es en recuerdo a las víctimas del régimen comunista.

Luego puedes seguir por el Ayuntamiento, que data de finales del siglo diecinueve y está lleno de hermosas decoraciones, así como por museos como el de Historia y el de Ciencias Naturales. Y la visita la puedes terminar por un paseo por las iglesias de diferentes denominaciones, por sus monasterios y por atractivos naturales como sus hermosos bosques, colinas y lagos en donde se puede hacer pesca deportiva.

Fotografías de Jonathan Groß, Brgh, Codrinb, Philippe Henri Blasen.

0 Comentarios

La Madrugá de Sevilla

17 de abril de 2014

Mar Santiago

La Madrugá

Si existe un momento más especial dentro de la Semana Santa sevillana ese es el que se corresponde con la conocida como La Madrugá, el momento que va desde la noche del Jueves Santo a la mañana del Viernes Santo. Es, sin lugar a dudas, el momento más intenso de una de las Semanas de Pasión más importantes de España.

La Madrugá de la ciudad andaluza atrae a un gran número de turistas, mientras que la mayoría de los sevillanos llenan las calles por donde pasarán los pasos procesionales desde primeras horas de la tarde, con tal de poder disfrutar de un buen sitio desde el que vivir ese momento de su Semana Santa.

La Madrugá

Esta noche, el orden del desfile de las distintas cofradías se decide según su antigüedad, si bien algunas de ellas ceden el honor a otras hermandades. No obstante, la primera en hacer su recorrido es la Hermandad del silencio, la más antigua, cuya fundación se remonta al año 1340. El desfile de procesiones se cierra con la Hermandad de los Gitanos, la más moderna, fundada a mediados del siglo XVIII.

Además de los tronos de las hermandades citadas, también procesionan las dos grandes damas de la Semana Santa para los sevillanos: La Esperanza de Triana y la Esperanza Macarena, de los siglos XV y XVI respectivamente. El “Señor de Sevilla”, como llaman a Jesús del Gran Poder y la Hermandad de El Calvario, completan el desfile de la Madrugá sevillana.

Fotografías de Romerin, Josecarlosrosadom, Lobillo, Eldiario.es, Eldiario.es.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

0 Comentarios

Los senderos de Natchez Trace

16 de abril de 2014

Maritza Cárdenas

Natchez Trace 1
Natchez Trace, que también es conocido en ocasiones como el Antiguo Natchez Trace, es un camino histórico que tiene un poco más de setecientos kilómetros de largo y que va entre las poblaciones de Natchez, en el estado de Mississippi, hasta Nashville, en Tennessee, en el suroriente de Estados Unidos. Este es un recorrido con tan variados paisajes que seguramente encontrarás un trocito del que enamorarte.

La mejor forma de recorrer este sitio es empezando en una de sus ciudades principales, Natchez o Tennessee, y recorriéndolo poco a poco. Aunque muchos prefieren conocerlo poco a poco en automóvil, ya que a lo largo va una autovía que no tiene unos límites de velocidad muy altos lo que hace que sea fácil ver algunas cosas desde el vehículo.
Natchez Trace 3
El camino Natchez Trace une los ríos Mississippi, Cumberland y Tennessee, y creado por nativos americanos, quienes fueron los que lo usaron durante siglos. Con la llegada de los conquistadores a estos territorios, el camino pasó a ser uso de ellos para emigrar y para comerciar, teniendo su mayor uso entre los siglos dieciocho y diecinueve, y siendo abandonado después.

Todo este sendero no es continuo como otros de Estados Unidos, que llevan a los visitantes de forma ininterrumpida por cientos de kilómetros, sino que en la actualidad sólo algunas secciones son utilizadas. Partes de este camino fueron recuperadas con objetivos turísticos y deportivos, estando algunas de ellas incluidas en el Registro Nacional de Sitios Históricos.

Si unimos los trozos de este camino que son utilizados en la actualidad formarían casi cien kilómetros de senderos que se pueden recorrer caminando, en bicicleta o hasta a caballo. Te recomiendo tomar un día de buen clima para recorrerlo y ver la naturaleza de los alrededores, que se mezcla con la historia local y con edificaciones de las ciudades cercanas.

Fotografías de cm195902, Ron Cogswell, jbcurio, /\ \/\/ /\.

0 Comentarios

La Saeta: El cantar de la Semana Santa

16 de abril de 2014

Mar Santiago

Saeta Semana Santa

¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!

No ha sido D. Antonio Machado el único artista que ha dedicado unos versos a la saeta; pintores como Julio Romero de Torres, también nos dejaron alguna que otra pintura en la que se representaba esta suerte de canto fervoroso tradicional, que se realiza sin acompañamiento musical y de forma improvisada, al paso de los tronos de la Semana Santa.

Saeta Semana Santa

En el momento en que una voz comienza a rasgar el aire con su quejío y lamento, el mayordomo del trono manda parar a los costaleros, para que la imagen ‘escuche’ el fervor de quien canta.

La saeta, aunque se puede oír por toda la Semana Santa española, es más propia de la Semana de Pasión de Andalucía y Extremadura, donde se oyen con más frecuencia, sobre todo a la salida de la imagen de su templo y al regreso, cuando va a recogerse. Pero tal vez, lo más hermoso de esta música, sea su raíz árabe, que entronca con la llamada a la oración del muecín. Una bonita curiosidad que entronca religiones en lugar de separarlas.

Fotografías de Josemaría, PabloBM, Electron, Sevilla Misterios y Leyendas, Cofrades de Daimiel.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

0 Comentarios
Entradas anteriores